• Categoría de la entrada:Dietas / Suplementos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

Para bien o para mal, para quemar grasas no existe fórmula que no requiera trabajo duro en el gimnasio y una dieta disciplinada. Esto no significa que no podamos obtener mejores resultados añadiendo los quema grasas adecuados

El problema surge muchas veces en que no sabemos qué suplemento nos conviene más, ya que navegando por Internet encontraremos cientos de productos para elegir. Es por ello que elaboramos esta guía para informar sobre los ingredientes que podemos encontrar en la composición de los quemadores.

¿Qué son los quema grasas?

Los productos que están diseñados para aumentar el metabolismo y ayudar a la  quema de grasas de forma eficiente se denominan comúnmente como termogénicos.

La termogénesis es la capacidad del organismo de generar calor como resultado de las reacciones del metabolismo, al aumentar el metabolismo se incrementa el consumo de calorías y como resultado el cuerpo genera más calor, de ahí su nombre.

¿Cómo funcionan los quema grasas?

Los quema grasas podemos encontrarlos elaborados con ingredientes de origen natural o sintético y ambos realizan prácticamente la misma misión.

Lo primero que suelen hacer es reducir el apetito, con lo que habremos reducido también la ingesta de alimentos, aunque esto no hay que descuidarlo, siempre hay que buscar un equilibrio, proporcionando al cuerpo la energía y nutrientes necesarios procedentes de pescados, verduras, hortalizas, pastas, arroces, carnes, cereales, etc.

Con los quema grasas termogénicos se consigue aumentar la temperatura corporal utilizando la energía que hay almacenada en los tejidos grasos, con lo que se va perdiendo esa grasa acumulada poco a poco.

Además tienen la capacidad de acelerar el metabolismo, haciendo que se queme más grasa que con el metabolismo que solemos tener, que por norma general es lento. Nos ayudan a eliminar el exceso de líquidos dado que en muchas de ellas se incluyen diferentes ingredientes con efectos diuréticos, algo que también contribuye con la pérdida de peso.

Termogénicos

A continuación, explicaremos los diferentes tipos de ingredientes termogénicos que podemos encontrar en los suplementos quema grasas.

Estimulantes

Prácticamente todos los quemadores de grasas contienen estimulantes. Los más comunes son la cafeína, té verde y guaraná.

Sus efectos son muy conocidos: aumento de energía, reducción de la sensación de hambre. El exceso de estimulantes provoca mal humor y nerviosismo, sin embargo, el uso razonable de los mismos tendrá efectos positivos en la motivación y buen humor, algo muy importante ya que la disciplina y constancia no puede faltar si queremos obtener resultados.

Agentes lipolíticos

Son ingredientes que causan la lipólisis o lo que es lo mismo, la liberación de la grasa de las células del cuerpo para usarla como combustible para el organismo. El más utilizado y efectivo es precisamente un estimulante, la cafeína. Otro agente lipolítico que se empieza a usar bastante en suplementos es el extracto de yohimbina.

Transportadores de grasa

Después de que la grasa sea “arrancada” de las células adiposas y sea pasada al torrente sanguíneo, se necesita llevarla a las mitocondrias del interior de las células musculares. Estas cumplen la función de producir energía. El transportador de grasa más efectivo y usado es la carnitina.

Estimulantes de la tiroides

No hace falta tener un título médico para comprender lo que hace la glándula tiroides. Esencialmente, produce hormonas que aumenta el metabolismo, lo cual significa un incremento en el número de calorías que consume el cuerpo.

Uno de los ingredientes más conocidos es la Tirosina, un aminoácido precursor de las hormonas que produce esta glándula.

Supresores del apetito

La base para perder grasa corporal es ingerir menos calorías de lo que el cuerpo necesita diariamente. Los supresores de apetito son los que hacen menos duro ser disciplinado/a con la dieta. Un ingrediente muy común es el extracto de jojoba.

Reguladores de insulina

La insulina es una de las hormonas anabólicas más importantes. Básicamente lo que hace es llevar los máximos nutrientes posibles, especialmente los hidratos, a las células. Los niveles de insulina suben notablemente cuanto tomamos comidas ricas en carbohidratos.

Unos niveles altos harán que lleguen muchos nutrientes a las células, si hay un exceso de los mismos se almacenará en forma de grasa. Con niveles bajos es más difícil que tengamos este problema. Los controladores de insulina más conocidos son el ácido alfa-lipoico y el extracto de canela.

Bloqueadores de Carbohidratos

Evitar el exceso de carbohidratos es vital a la hora de quemar grasa, ya que si se produce se almacenaría rápidamente en forma de grasa. Uno de los mejores ingredientes bloqueadores es el extracto de judía. Es fácil encontrar productos con fórmulas y componentes específicos para este objetivo.

Diuréticos

La retención de líquidos dificulta todo el proceso de quema de grasas. Es por ello que los diuréticos cobran importancia a la hora de conseguir los resultados que buscamos.

El producto diurético más efectivo es… ¡el agua! ¿Por qué? El organismo retiene líquidos cuando la ingesta de agua es insuficiente, el cuerpo «detecta» esto y almacena agua como medida preventiva para mantener el equilibrio en el cuerpo. Beber agua, hace que el cuerpo «pierda el miedo» a quedarse sin agua y por lo tanto permite eliminar las retenciones.

Para facilitar este proceso, los quemadores suelen incorporar en sus fórmulas extractos de hierbas como el diente de león (taraxacum officianilis)  o el extracto de uva ursi (gayuba).

Con esto esperamos que comprendáis mejor cómo funcionan los termogénicos. Entender la función de cada uno de los componentes nos permitirá elegir los productos más adecuados para nuestra situación personal, ya que no todos los quemagrasas contienen todos los ingredientes que hemos descrito.

Deja una respuesta